El estilo religioso

El estilo religioso

Momentos memorables en la vida requieren de una vestimenta a la altura de la ocasión.

Alrededor del 70% de la población española es católica, es una religión que cuando se le comprar con los rituales de otras, es un tanto flexible. Cada religión tiene sus formas particulares de vestir para cada ritual, ese tipo de vestimenta, no solo tiene que ver con estilo y moda, también debe obedecer a una serie de simbolismos que son inherentes a cada creencia. De esa manera los colores usados en momentos estelares de cada evento dependerán del tipo de religión que se practique. Así como el largo de una falda, el tipo de vestido y las prendas de vestir usadas por los hombres también varían.

Pero la religión y la moda han aprendido a convivir y la segunda busca darle siempre un toque de estilo e innovación para que se mantenga la tradición; pero al mismo tiempo sin dejar que esta se adecue a los nuevos tiempos, usando tipos de tela que refrescan lo tradicional sin eliminar su esencia. Quizás algunas personas no perciban la importancia del vestir según sea la ocasión, sin embargo la vestimenta adecuada ayuda a los feligreses a sentirse más conectados con su propósito religioso.

mujer

El budista usa una túnica, mientras el mormón un suéter. Las mujeres judías deben vestir faldas largas y cubrir su cabello; pero eso no significa que no puedan hacerlo y al mismo tiempo estar a la moda. Son costumbres que comienzan desde la infancia, es una de las razones por los que los diseños infantiles con tintes religiosos tienen una gran demanda.

Los nuevos diseños no atienden solo a los católicos, es la parte más grande del mercado; pero hay otras religiones, por lo menos en el caso de España que también tienen un potencial interesante. Hacer trajes negros para los adolescentes judíos es una opción, para esta religión este tipo de ropa hecha en ese color tiene un significado interesante, de esa forma refuerzan que el color y el estilo son innecesarios.

La  relación entre el vestido y la religión no es sencilla de entender; pero lo importante es saber qué es lo que desea cada una y si es lo suficientemente grande el mercado para invertir en ello. Por ejemplo, los trajes de primera comunión de los católicos tienen un importante potencial de ventas cada año se realizan eventos de primera comunión y tanto niños como adolescentes deben vestir acorde a la ocasión. En el caso de las niñas la variedad de opciones y diseños según cada temporada son muchos y los precios varían desde los más modestos y económicos a los exquisitamente diseñados y muy costosos, como he dicho, hay para todos.

bebe

Pero no solo niños y adolescentes tienen un evento tan importante en su vida, en la religión católica también se hace el bautizo, generalmente siendo el niño todavía bebé, los trajes que se diseñan para cada temporada también son muy variados en modelos y precios, hay quienes esperan que pase la temporada para comprar más barato y realizan el evento al año siguiente.

Es importante resaltar que en ambos eventos el sacrificio económico que hacen muchos fieles es enorme y eso también es una forma de demostrar lo importante que es para ellos esa celebración. Además es un bonito recuerdo que los católicos guardan con mucho amor, una foto que quede para la historia familiar merece una vestimenta que esté a la altura.