La boda recae en los novios

La boda recae en los novios

La importancia de una boda va más allá de la religión o donde se haga, es el amor que se profesen ambas personas las cuales desean unir su vida hasta la muerte.

A menudo muchas circunstancias crean tensión en las personas, como es el caso de las bodas las cuales además de tener nerviosos a los novios también sucede con las familias, pues en algunos casos los novios no son de la misma religión lo cual crea cierta discordia o tensión entre las familias, es algo difícil elegir quien cederá ante las creencias del otro y para algunos es arduo que sus padres acepten esto, quizás tienen creencias muy arraigadas, es cuestión simplemente de que ambos se pongan de acuerdo y lleguen a un punto medio, dependiendo de la decisión la ceremonia se ve orientada hacia una religión u otra.

Se pueden lograr puntos medios involucrando ambos aspectos religiosos siempre y cuando exista la disposición de ambas partes a ceder, tiende a ser común ver bodas católicas, en las cuales usualmente las novias van vestidas de blanco. Esto también ocurre en diversas religiones no solo en la católica, se  celebran dentro de la iglesia para asegurar que tenga validez, pero en el mundo existen miles de religiones más, cada una con condiciones o rituales muy particulares.

boda

También existe una opción para aquellos que desean quedarse en un punto medio como es el caso de las bodas simbólicas, las cuales refuerza la unión de la pareja a un nivel espiritual pero no religioso, aquí pueden acordar cómo será la ceremonia y en muchos casos qué se dirá durante ella teniendo la opción que personalizarla, cosa que no ocurre en las ceremonias tradicionales. Dependiendo de la pareja pueden adoptar símbolos usados en bodas religiosas como los anillos, plantar un árbol como lo hacen en las bodas ecológicas o simplemente hacer un intercambio de votos que suele hacerse con un brindis acompañado de los familiares.

Una vez establecido como será la ceremonia la novia debe ocuparse de un detalle que acompañara su gran momento junto con el vestido, debido que a la hora de llegar al lugar de la ceremonia por supuesto, la entrada de la novia es lo que causa mayor expectativa. Estas muchas veces desean realizar una gran entrada, pues en la mayoría de los casos el casamiento representa uno de los mayores sueños de las mujeres y desean que desde la entrada hasta la salida sea todo perfecto, muchas compañías ofrecen el servicio de alquiler de vehículos, dándoles la opción de llegar como todas unas princesas en carruajes o limusinas.

coche de recien casados

Luego de concluida la ceremonia, los novios suelen salir de todos estos rituales hasta el lugar de la celebración de la fiesta, o los que no hacen esto y van directo a donde pasaran la noche de bodas en los inconfundibles coches de recién casados. En la mayoría de los casos estos vehículos son de algún amigo cercano que se preste a tal fin o cuando no se puede se suele realizar un alquiler del coche para la boda, algunas novias sueñan con salir tan majestuosamente como entraron y por supuesto los novios también tienen derecho de querer algo, por esto las compañías ofrecen un catálogo variado.

Desde hermosos carruajes hasta coches de lujo como es el caso de los Rolls-Royce o coches antiguos son las opciones que ofrecen estas empresas de renta de vehículos.