Tecnología y devoción

Tecnología y devoción

La innovación en su camino para convertirse en una aliada de la religión.

Muchas han sido las veces en las que la tecnología ha reñido con la Iglesia Católica. A ella es atribuida la lentitud del desarrollo científico y las innovaciones producto de este. Las autoridades de la Iglesia Católica consideraron por mucho tiempo que la curiosidad por conocer más del mundo que nos rodea era una tentación que un creyente no debía permitirse.

Cuantos fueron condenados como herejes y llevados a las celdas de castigo para después ir a la hoguera, hoy eso nos parece algo aterrador; pero en aquellos tiempos era tan aceptado que tales actos se cumplieran según la ley, que se hacían ante la vista de todos para que el impacto de la pena fuera mayor.

Entre tantos casos me permito escribir unas líneas sobre, Giordano Bruno, un hombre de curiosidad infinita, imaginen Uds. que este hombre llegó a la conclusión que Copérnico decía la verdad y que el sol era el centro de un sistema en el que la tierra junto a otros planetas lo constituía, eso era una verdadera herejía. Un sueño revelador lo impulsó a apuntar que no había un solo mundo sino varios, habló de que no había un arriba y un abajo y que la obra de Dios era aún más grande de lo que se creía, era el creador de lo que hoy denominamos la teoría de los multiversos; es decir, que no había un universo sino una infinita cantidad de ellos. Bruno era un fiel creyente; pero estaba muy adelantado a su época, fue directo a la hoguera por sus postulados.

varias personas con el movil

¿Imaginan que hubiese pasado con un hombre como Louis Pasteur o para hablar de alguien más cercano con Mark Zuckerberg,  si las autoridades de su tiempo los hubiesen llevado a prisión por sus creaciones? Solo por un instante, piensen que Martin Cooper, creador del teléfono móvil, hubiese sido llevado a la silla eléctrica y ese invento no lo tuviéramos hoy.

Afortunadamente los tiempos han cambiado y aunque la Iglesia sigue con un halo de hermetismo y una posición crítica ante muchas innovaciones, las cosas no son tan dramáticas como en aquél entonces.

confesorgoLa confesión, es uno de los aspectos que marca una diferencia de la religión católica con otras. Es un momento en el cual un devoto acude a un sacerdote para confesar sus pecados y recibir la penitencia que lo absolverá de ellos. Es un acto que se hace en la iglesia en un lugar llamado confesionario y regularmente a unas horas establecidas. Ahora gracias a una aplicación llamada Confesor Go, los sacerdotes podrán mostrar su disponibilidad y el lugar en el que se encuentran para hacer la confesión a quien lo necesite, sea en la iglesia o en cualquier otro lugar. Mientras el pecador evaluará las opciones más cercanas al lugar en donde se encuentra y así poder acudir a su ejercicio de compromiso con Dios.

Indudablemente una forma de acercar la iglesia católica a los fieles, quienes cada vez usan más las redes sociales para estar comunicados, ¿Por qué no usar una app para estar comunicado con Dios si puedo hacerlo para estar comunicado con mis amigos?

La incorporación de la iglesia católica a las redes sociales también le ha abierto espacios para penetrar con sus mensajes y el uso de los terminales libres baratos ha puesto en manos de muchas más personas la tecnología necesaria para ello. Que la bendición del señor esté con todos ustedes.